Catástrofe

Leña al monte que es de goma (resina)

La mirada del mendigo

Leo horrorizado las noticias del incendio de Leiría, y resulta haber un paralelismo macabro con el incendio en la torre de Grenfell.

Sabemos que el revestimiendo utilizado en la torre incendiada (de polietileno) facilitó la propagación del fuego. Los paneles ignífugos costaban un par de libras más.

Y ahora, ¿sabríais identificar qué especies se aprecian en las imágenes que nos llegan del incendio?

Eucaliptos, salvo un ejemplar de encina/alcornoque en primer plano a contraluz.

+

Eucaliptos y pinos, y el mismo alcornoque de antes.

+

Eucaliptos jóvenes entre los fustes de los adultos.

+

Pinos a la izquierda y eucaliptos a la derecha

+

Pinos y eucaliptos

+

Arde el eucaliptal

+

Pinos, eucaliptos y un toxo en la esquina inferior derecha.

+

Eucalipto en primer plano con el mar de eucaliptos de fondo, a su izquierda creo que es un cerezo bravo.

+

Pinos

+

Una viña al lado…

Ver la entrada original 854 palabras más

OJALÁ

31 de mayo de 2017
Una gata ha aparecido muerta en el arcén de una carretera secundaria de Madrid.

Construimos lenguaje mentiroso. Ese lenguaje que estructura pensamiento hipócrita, insolidario, indiferente. Porque esa gata no ha sido hallada muerta, no ha aparecido muerta, a esa gata la han matado. Atropellada y abandonada a su suerte. ¿Que fue un accidente? No sabemos. ¿Que fue el matagatas? (sí, en todas partes están los matagatas. Lo mismo estás almorzando ahora al lado de uno). Nunca lo sabremos porque “así es la vida”. Ella “se lo buscó”.

Quiero consolarme pensando que murió en el acto. Que apenas sufrió. Y que, desde luego, vivió lo más libre que pudo. Ese es el sueño de muchas. Entre las que yo me incluyo. Lo que sí sabemos es que ahí se quedó. Se quedó por las mentiras mentales en las que nos gusta ahogarnos. Y es que “la vida es una jungla”, y estas cosas pasan porque “somos trogloditas”, “seguimos en Atapuerca”. Con un parche tras otro tapamos las ventanas cerebrales a la verdad y a lo que realmente nos incomoda. No queremos implicarnos.

Pero ¿qué Jungla?

Pero ¿quién se ha inventado esta historia?
¿Qué tipo de engendros prepotentes y zafios nos ha contado esta película?

Ojalá viviésemos como en Atapuerca, en la jungla, como salvajes. Porque lo que yo he cogido entre mis brazos y que “pesaba como un muerto”, no era esa gata libre que murió por nuestra indiferencia y por nuestras arquitecturas dialécticas embusteras, era la losa del Patriarcado que nos ha convertido en zombies, que no buscan carne fresca, buscan un sofá, el mando de la tele y una conciencia lo más muerta posible. Que no matada. Como la gata.

IMG_20170531_095956

El impacto del abandono en el gato

Una hostia muy bien escrita. NO-A-BAN-DO-NES.

El Jardinet dels Gats

Educador de Gats

Artículo escrito por Jordi, el Educador de Gatos, en exclusiva para El Jardinet dels Gats.

Cualquier ser que tenga corazón, es capaz de sentir el dolor y la frustración del abandono. No hace falta ser humano para tener conciencia de la dureza de los elementos, cuando no hay nadie más que tú, sin recursos en un medio hostil. Todo aquello que te daba seguridad ya no existe. No hay referencias ni protección. Estás perdido. Estás en estado de choque. Entonces yo cogería mi móvil, llamaría al 012 de emergencias y vendría un helicóptero a rescatarme. Pim pam, dicho y hecho. Pero los gatos no tienen móvil. Por no tener, no tienen ni derechos en nuestra sociedad. Son, como el resto de animales, circunstanciales dentro de nuestros valores. Y es que deberemos hacernos el cargo de qué le comporta a un gato ser abandonado, ya sea dejándolo tirado en medio…

Ver la entrada original 790 palabras más

Charla de abril: Nombrar a las mujeres. Por qué el lenguaje importa, por Eulàlia Lledó Cunill

Otro planazo educativo y de concienciación.

DESARROLLANDO INTELIGENCIA FEMINISTA

Os invitamos a nuestra segunda y última conferencia de Coeducación este año y de celebración del 25 aniversario de nuestra Escuela, la Escuela Oficial de Idiomas de Fuengirola, un centro público para la enseñanza de idiomas a personas adultas. Esperamos que podáis asistir, la entrada es libre, nos acoge el salón de actos de un instituto público también, el IES Fuengirola nº1, a quienes agradecemos su apoyo pues de otro modo no habríamos podido abrir esta conferencia a más personas interesadas.

A esta actividad asiste toda nuestra escuela por la transversal de Coeducación, que también desarrollamos en los idiomas específicos de la Escuela respetando la libertad de cátedra del profesorado, es decir, sugiriendo enfoques, ideas, contenidos, actividades que luego cada profesional elige, adapta, interpreta, hace suyos libremente.

Esta charla responde a una pregunta frecuente que plantea gran parte del alumnado y el profesorado, y creemos que puede ayudar…

Ver la entrada original 181 palabras más

Cuando me amé de verdad, por Charles Chaplin

Qué hermosura. Y no sé por qué, leyéndolo pensaba que si una perra se parase a perder el tiempo meditando… seguramente estaría de acuerdo con esta reflexión. Autenticidad, Sencillez, Respeto, Humildad, Plenitud… Saber vivir…

Periódico anárquico El Amanecer

chaplinCuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene nombre… autoestima.

Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es… autenticidad.

Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama… madurez.

Ver la entrada original 260 palabras más

Carta a la administración sobre la realización de la huelga

La Valentía no la esgrime un puño con un arma, es la coherencia de gestos como estos los que salvan al mundo.

DESARROLLANDO INTELIGENCIA FEMINISTA

Queridas personas que seguís este proyecto de Coeducación,

Ante la convocatoria internacional a una huelga por parte del movimiento internacional feminista en protesta por la violencia de género que sufrimos en sociedades de todo el planeta, como coordinadora de Coeducación de la EOI Fuengirola he decidido acogerme al derecho a huelga, aunque la legislación española establece que sólo los sindicatos pueden convocarnos a ella.

En la carta que adjunto y le envío a la administración, con objeto de que se me reconozca este día de huelga, manifiesto mi confianza en que así sea y explico por qué es necesario que apoyemos una lucha tan vital para el progreso de nuestras sociedades como la lucha contra la violencia de género.

Ver la entrada original

Informe veterinario sobre las amputaciones estéticas en la especie canina

Siempre interesantísima y oportuna AVATMA.

Informe veterinario sobre las amputaciones estéticas en los animales de compañía

Antecedentes históricos

El corte de cola (caudectomía) y de orejas (otectomía) en la especie canina son costumbres que proceden de la época romana, cuando el bienestar animal preocupaba mucho menos que en la actualidad.

El fin perseguido hoy día es puramente estético.

El origen de esta “tradición” hay que encontrarlo en la caza, ya que el principal inconveniente de las orejas caídas se daba en los perros cazadores porque favorecía el hecho de ser lesionados por sus presas. Por el contrario, las orejas erguidas eran menos accesibles para éstas, argumento aplicado posteriormente para los perros utilizados en peleas, combates e incluso en guerras, para ser más inaccesibles frente a su adversario.

Además, en perros guardianes se llevaba a cabo esta práctica para que tuviesen un aspecto más feroz y en los perros pastores para que al defender al rebaño…

Ver la entrada original 2.868 palabras más

Documentales: Ellas pintan mucho (8 motivos para el 8 de marzo)

Semana Sorora 😀

DESARROLLANDO INTELIGENCIA FEMINISTA

Niñas y niños recogen frases machistas para exponerlas, y luego hacen unos experimentos para demostrarnos por qué hay que celebrar un día internacional de las mujeres, o el feminismo. ❤

El Plan de Igualdad del CEIP Victoria Díez, se propone demostrar con unos sencillos experimentos, que hay muchos motivos para celebrar el 8 de marzo. Este reportaje de investigación está realizado con el alumnado del CEIP Victoria Díez de Hornachuelos (Córdoba)

Ver la entrada original

Mujeres. Que somos violentas si analizamos y protestamos

#NiUnaMenos
#VivasNosQueremos
#8M
#ParoInternacionaldeMujeres
#PatriarcadoMata

DESARROLLANDO INTELIGENCIA FEMINISTA

Ayer encontraron a una mujer violada y asesinada en un descampado de La Matanza. Estaba adentro de una caja de cartón, desnuda, con los pies atados y un cordón en el cuello con el que fue asfixiada. Hoy, encontraron a otra mujer, de 16 años, asesinada en Mar del Plata. Le dieron cocaína para que no se pudiera resistir. Falleció producto de las constantes violaciones y de un excesivo dolor que le provocó un paro cardíaco, después de que le introdujeran elementos por vía anal.

Les pido perdón por los detalles, es que a la hora de descalificar a las mujeres organizadas no se escatiman las palabras.

Dicen que somos violentas por nuestros métodos de intervención… Me pregunto en qué tipo de categorización entrarán los métodos de intervención que nos violan, nos descuartizan y nos asesinan. Parece que comparten nuestros reclamos pero no nuestra forma de visibilizarlos, porque graffitear una…

Ver la entrada original 195 palabras más

El mapa oscuro de mis oscuras grutas subconscientes

Este fragmento que hoy os traigo es real. Todo lo real que pueden llegar a ser mis pesadillas. Cada vez tengo menos, antes las vivía como en los cines, sesión doble casi cada noche… pero cuando las tengo… al despertar tardo unos segundos infinitos en darme cuenta de que superé el trago y estoy de nuevo en el plano real. Ésta en concreto, la incluí en el devenir de Helena, la prota de una novela que nunca he publicado. Allá va. Espero que hayáis hecho ya la digestión:

-Espera, espera,…quiero contarte una pesadilla que he tenido, no puedo quitarme la sensación… Así no se cumplirá, ya sabes…

-¿Una pesadilla? Adelante, te escucho, pero no te canses demasiado.

Helena, muy despacio, va desgranando la espeluznante experiencia onírica que ha padecido. Tiene que parar a menudo porque le falla el aliento, pero poco a poco la historia es narrada:

-Estoy sentada en el exterior de una terraza o patio bastante sucio de hojas secas y polvo, apoyada en un rincón de pared mohosa, ennegrecida, parece que estoy ocupada en algo, escribiendo tal vez. …De vez en cuando, a pesar de lo absorbida que me encuentro en mi labor, me rasco compulsivamente, como si alguna alergia me molestase… Así, pasan interminables horas, aunque lo mismo sólo transcurren segundos, ya sabes cómo son los sueños. …Repentinamente, me encuentro en casa, desnuda y mirándome ante un espejo, buscando la causa de ese picor insoportable… Horrorizada, compruebo que ¡tengo adheridos a la piel una especie de insectos de caparazón cóncavo, liso, duro, de color negro brillante! Unos son pequeños como bolitas, pero otros ya han crecido hasta el tamaño de granos de café. Donde más se han acumulado es bajo las axilas y en la zona de los pezones. Quiero gritar hasta enloquecer porque siento que están vivos, internándose bajo la carne, moviéndose, hurgando mi interior, seguro que sorbiéndome jugos y vida. A pesar de lo espeluznante de la escena, solidificada por el pavor, únicamente persisto en una obsesión: arrancarme los parásitos.

Los pequeños salen con facilidad, de los poros se deslizan hacia afuera por la presión de sus dedos, una especie de hilos, de pequeños tentáculos o patas y los noto cosquillear las capas de mi piel hasta el exterior. Cuando, enfebrecida, reúno el valor suficiente para acometer la extracción de los bichos más grandes, siento oleadas de asco, intensas arcadas que preceden a las sensaciones horrorosas de notar cómo unas culebras duras y viscosas intentan sujetarse con fuerza para impedir que las saquen. Al tirar de esos cascos negros, el dolor amenaza con la rendición, aún así, a pesar de desgarrarme en el intento, no puedo dejar de estirar. Parece como si debajo de ese caparazón liso de tortuga diminuta hubiera todo un organismo dedicado a la penetración y la succión. Sus tentáculos, patas o bocas como trompas, tienen la forma de escarpias, que una vez que entran, se abren en capas para impedir que algún intruso las arranque sin dejar fragmentos que puedan seguir cavando hasta lo más profundo del cuerpo.

A pesar de la repugnancia, los cuerpos salen muy lentamente, estría tras estría, los poros se ven liberados de los primeros engendros parasitarios. Veo mis ojos borbotear lágrimas de horror y asco, los dientes muerden unos labios apretados y el sudor empapa mi cuerpo como si me hubiera dado una ducha, pero helada. Los veo, asombrada, retorcerse y culebrear, una vez van saliendo. Absurdamente, me parece como si la piel estuviera dando a luz, con un esfuerzo denodado, lombrices, colas de cocodrilo, cabezas de garrapata. Sin querer, miro mis brazos y mi pecho, comprobando, enloquecida, que aún permanecen aferrándose, impasibles, cientos de acorazados negros.

De un salto, me siento en la cama, las sábanas empapadas se pegan a mi piel, en torno a los brazos y el pecho. Me cuesta comprender que he estado soñando, que los delirios aracnicidas no me atacan de verdad, la pesadilla acabó y aún así, no entiendo por qué mis axilas, suaves y blancas, me pican irritantemente, igual que mis pezones, libres, no obstante de parásitos. Lloro en silencio aliviada por percibir el dolor de siempre, ese que me está matando lentamente, pero que no me obliga a ver cómo y, mucho menos, personificándose en horripilantes parásitos hambrientos.

(…)