EOI Fuengirola publishes the C1 Resource Pack!

Micaela Ford, profesora del departamento de inglés y docente del nivel C1, en la Escuela Oficial de Idiomas Fuengirola ¡enhorabuena! nos alegra muchísimo contar que ya está en “la calle” la publicación de C1. Resource Pack. Advanced EFL Learning. ¿De qué se trata? Pues son “una serie de fichas para aprender a aprender inglés a nivel avanzado, de manera autónoma, y desarrollando inteligencia feminista.”
¡¡¡¡No es la cosa grande, grandísima???
Y, además, ahora por 12€ se puede conseguir en el propio centro pero en breve podremos pedirla contrarembolso… ¡Que me vayan guardando un ejemplar! ❤
Cuando la profesión es vocación… Gozada de maestras. ❤

MF's Blog for Elementary (Básico 1, EOI)

Ver la entrada original

MoMo

Los hombres de gris lo han convertido todo en humo. Pero en cada corazón late con fuerza el color de la Vida. Sólo hay que pararse a ESCUCHAR.

Si hay alguna clave en esto de caminar hacia la desaparición, el final del camino, está aquí.
Qué hermosura dolorosísima y tierna.

Se os entrega el secreto de la felicidad, la esperanza del mundo y no os dais cuenta.

Hay que rebelarse contra este sistema que nos quiere sin alma.

Un poquito de Chiles (para Marisa)

Resulta que, si imagino, la fantasía no hechiza, si juego se pincha la pelota, si sueño irrumpen los íncubos y si me fundo, el mundo gira sin inmutarse.

Hay personas que parece que no cuentan, como mucho pululan por ahí.

Resulta que, si se van, te parten el corazón, la boca se queda sin matices. Como un guiso sin chiles. Te encojes por dentro y no sabes cómo responder a las preguntas que tu conciencia te grita: ¿Por qué? ¿Y ahora qué? ¿De qué sirve ahora?

Resulta que no solo contaban, sino que teñían la vida de colores intensos, rociaban la brisa de un encanto sin medida. A veces mal avenidos, siempre presentes, cuando les da por marcharse, agujerean tus paisajes y ya no hay quien los termine, como un puzzle sin piezas.

Cuando las personas no dejamos la rutina, sumergidas en el día a día y a nuestro alrededor la voracidad y la ira caminan juntas, la soledad nos envuelve y arrasa. Conseguimos no mirar y sin embargo nadie nota los tropiezos, aunque a cada paso, dos son de través y la empinada cuesta nos reclama. Es igual, seguimos impávidas, sin orejas, sin manos, sin destino aparente, sólo caminando a trompicones, avanzando hasta el infinito. Somos tan egoístas… A veces los t e q u i e r os se quedan colgados de los cables de la luz y se pierden como globos en el cielo de una feria. Deberíamos sujetarlos bien a los labios, y dejarlos posados en los labios de quienes también viven en su isla de olas que no rompen hacia dentro, sino hacia fuera, alejando de sí todo intento de abrazo, de apoyo. A veces gentes se comen nuestros marrones, o se chupan nuestra desgana y resulta que nunca debió ser así.

Resulta que sus ojos chispeantes, su sonrisa abierta, su deambular ligero, sus bienvenidas inolvidables, sus juegos fatuos con pólvoras candentes, sus bailes y sus ausencias marcaban el paso del ritmo. Nunca sabrá que, sin su ritmo, tantas vidas se paralizaron de golpe. Si lo hubiera sabido…

A veces resulta que la soledad aplasta y tantas sumas de soledades totalizan un abismo sin fondo, sin medida. Ayer cayó un alma grande y aún no dejamos de oír su eco.

Resulta que, cuando alguien aparentemente pequeño nos deja, se torna más presente que nunca, sus difusos contornos se consolidan y lo que fue visión aparece como una imagen nítida y eterna. Su tamaño aumenta en justicia, por lo que en realidad fue, amado por todos, necesitado aún en sus peores momentos, temido y buscado, vigilado y custodiado sin remedio.

Rebelde, sumiso, alegre, emboscado, eufórico, abatido, aquí y más allá, resulta que nunca supimos retenerte ni contener tu impaciencia. Lo que sí sabemos es que nos has dejado sin acabar, con la herida abierta.

Es absurdo que un Dios de barrio no exista para acompañarte en el banco de la plaza, compartiendo una litrona y un cigarrito, esperando a que la pólvora

coloree el techo negro del cielo de un gotelé perdido en la noche castellana. Si no existe, dime que tu energía incombustible te ha convertido en estrella fugaz, faltaría más, siempre fugaz. Dime lo que sea, esa canción de verano que tanto bailabas, ese chiste fácil que me hacía reír, dime lo que sea pero haz que sepa que estás por aquí.

Te quise y no supe demostrártelo, sin ti la historia no tendrá salsa.

Formaremos eternamente parte de tu peña, J a v i.

1 de septiembre de 2.005

(Editado el 28 de noviembre de 2016)

25NOV Consejos para evitar una violación

No violes, que te denigras. No es No.

DESARROLLANDO INTELIGENCIA FEMINISTA

  1. Ser honesto es lo mejor para todo el mundo. Cuando le pidas a una mujer que se tome algo contigo, si lo que quieres es mantener relaciones sexuales, pregúntale al respecto y acepta su respuesta. No esperes a que esté borracha o drogada. No la engañes.
  2. No intentes decir lo que crees que ella quiere oír: halagos, para engañarla, porque luego si no quiere seguir, vas a violarla.
  3. Si te enrollas con una mujer (u hombre) y cambia de opinión y ya no quiere seguir, respétalo. No ha hecho nada que justifique que cometes el horrible crimen de la violación. Es un crimen horrible.
  4. No le eches drogas a las bebidas de las mujeres. Drogar a una persona para usar su cuerpo como si fuera una muñeca de goma es ser brutal, es alimentar el negarte la cualidad de la empatía, esa inteligencia.
  5. No engañes a las mujeres para drogarlas…

Ver la entrada original 663 palabras más

25NOV Autodefensa y Solidaridad humana

Inteligencia noviolenta para luchar A DIARIO, VARIAS VECES CADA DÍA INCLUSO, contra la violencia patriarcal. Luchar porque no te viole un vecino, un “amigo”, un familiar… Que no abuse de su fuerza, que no intimide o simplemente rompa tu concentración o tu espacio vital. Las mujeres, como los animales y las plantas, como todo lo que no es un hombre patriarcal, somos objetos. No mires para otro lado cuando nos estén violentando. No son bromas, no son simples coqueteos, no son abrazos de oso… Que no tengamos que gritar “FUEGO” porque “AYUDA” no nos valga.

DESARROLLANDO INTELIGENCIA FEMINISTA

Queremos contaros historias de mujeres que han salido de situaciones donde podrían haber sido violadas, gracias no sólo a suerte, sino también a su actuación y a veces la solidaridad. Lo primero de todo es conseguir escucharlas, sin dejar que salte el automático machista de que las mujeres no son de fiar cuando hacen una crítica al Hombre. Lo siguiente: las mujeres (por razones que analizaremos en otros posts) suelen escapar a situaciones de violencia sin usar la violencia que reciben, lo que demuestra que las personas tenemos inteligencia para luchar de maneras diferentes y que la violencia no es siempre la solución. Estas mujeres han superado situaciones de peligro donde la propia autodefensa o la gente solidaria y valiente, que no mira para otro lado, ayudó. Podemos defendernos de muchas cosas, aunque siempre esté ahí el factor suerte también. Tenemos que aprender a ver nuestra lucha noviolenta diaria.

16 años. Un…

Ver la entrada original 1.444 palabras más

JUGUETES ROTOS

Absolutamente de acuerdo, pero también habría que puntualizar que hay que investigar con la misma contundencia y exigencia a cada centro que se autodenomina, albergue, refugio o protectora (de las perreras ni hablamos, son campos de exterminio. Mirar con lupa porque en la mayoría de ellas se encuentran las mismas cosas que este artículo recrimina al ciudadano de a pie que se cree que ayuda cuando coge a un animal de la calle y no sabe qué hacer con él. Coherencia, respeto, conocimiento de las otras especies y mucha, mucha empatía.

Refugios de Gatos

img_6900

Animalismos mal entendidos. Falsos defensores. Ignorancia, arrogancia y soberbia que sólo acaban provocando sufrimiento animal. Ser animalista no significa “salvar” a todos los animales sin importar si estarán peor de lo que estaban. Animalistas que se autoproclaman con orgullo como tal, y necesitan continuamente que el público sepa y aplauda sus heroicos actos para sentirse los mejores, para ser felicitados, para regodear sus oídos escuchando que son únicos, los más valientes, los que más ayudan… no, eso no es ser animalista, eso es ser un falso animalista.

Ser animalista, a pesar de que el significado de la palabra es demasiado extenso, es luchar por las injusticias, ayudar según las posibilidades y limitaciones de cada persona, y salvar vidas sin la necesidad de airearlo a los cuatro vientos, y sin esperar nada a cambio, pero teniendo antes la seguridad y la garantía de que el animal rescatado no ha salido del…

Ver la entrada original 877 palabras más

Enhorabuena, Planeta.

Después de todo, resulta que la Naturaleza es sabia. Debió crearnos con algún sistema autodestructivo latente, por si, según nos desarrollábamos como especie, la cagábamos pero bien. Y, ahora, ese sistema se ha activado. Lleva conformándose décadas, tuvo sus buenos momentos en los que pareció que haría colapsar al organismo que parasita en el siglo XX, pero las defensas resistieron con una asombrosa capacidad de aguante. Pero algo quedó irreparablemente dañado y eso que está matando a la Tierra lentamente, hará lo propio consigo mismo a mayor velocidad.

Desapareceremos en breve para mayor gloria del resto de seres de este mundo y ni siquiera esa estúpida y embustera Historia que escribimos para autocomplacernos, quedará.

Disfruten, estúpidas gentes, de lo poco que nos queda de vida.

Enhorabuena, Planeta. Nos iremos arrasando con todo, pero RESURGIRÁS.IMG_20150208_160838.jpg

PyR. ¿Por qué el feminismo habla de “Terrorismo de género”?

BASTA YA. SÍ, ES TERRORISMO.
#ElMachismoMata
#ElPatriarcadoMata

DESARROLLANDO INTELIGENCIA FEMINISTA

¿Es esto terrorismo, o no? ¿Qué cifra, qué situación nos hace hablar de terrorismo y por qué (no)?

A todas las madres y otras mujeres que murieron a manos de hombres que se suponía las querían. (Violencia de género es más que esto, es la violencia del Hombre hacia la mujer, justificada en las sociedades patriarcales a lo largo de siglos, pero éste es el ámbito que la ley reconoce como violencia de género.)

Ejemplo: artículo publicado en octubre 2016

802 mujeres fueron asesinadas en España por sus parejas o exparejas entre 2002 y 2014

  • El 68% de las mujeres asesinadas en 2014 mantenía la convivencia o el vínculo afectivo con el autor del crimen.
  • Es imprescindible, según el Informe, que la atención a la víctima se haga por personal especializado para la adecuada recepción de la denuncia, incluyendo la asistencia letrada.
  • 802 mujeres fueron asesinadas en España por sus…

Ver la entrada original 221 palabras más

Me gustaría ser espeleóloga

Os ha pasado, seguro. Y seguro que alguna persona talentosa lo ha referido gloriosamente. Voy a ver si al poner en palabras esto que siento, se desluce, vuelve cómico y me puedo echar la siesta.

Vulnerable. Dicen los carcadémicos “que puede ser herid@ o recibir lesión física o moral”. Maravilloso idioma el nuestro. Evidentemente, la inclusión de género la pongo yo, que soy así de chula. Pero sólo a ratos. Porque hoy me siento vulnerable. En un grado tal, que me gustaría ser espeleóloga.

Primero soñé con volar. Como las águilas, como los vencejos. Más tarde, me gustó pasear por encima de la tierra, si está poblada de arbustos y frondosos bosques mejor, aunque he llegado a conformarme con tierras labradas, erosionadas por enésima vez. Luego me apasionó la arqueología, que va leyendo la tierra como si de un manuscrito se tratara. Lo malo que, normalmente, hoja que levanta tras ser leída, hoja que se carga… El caso es que estos días lo que quiero es espeleologar. Hurgar más abajo de las raíces, donde lagrimean las aguas y los ecos se sienten comprendidos.

¿Por qué?

Porque allí, en el centro del útero materno, voy a sentirme a salvo.

Porque una parte de mi, la expuesta, la transparente y sin seso se asoma al borde sin criterio alguno. Esa parte me gusta, eh, no empecemos. Pero no siempre, ni es la que más. Me consta que se lo pasa en grande mientras la caga, mucho, también. Y maldita sea, ahora manda ella. Y me tiene con el pico y el casco y la linterna cavando a toda prisa un agujero hacia el centro.

No lo vais a conseguir

Tengo un rato y me siento a leer noticias y sucesos en las redes sociales. Y comparto añadiendo comentarios encendidos. Me doy cuenta. ¡Qué cabreada estoy! ¿Qué pasa? ¿Qué altera mi apolínea intención? (Yo de apolíneo no tengo ni el blanco de los ojos) Me quedo quieta. Observo a la cachorra loca que mordisquea inconsciente y confiada los cables de mi ordenador y lo sé, de repente, lo sé: Estoy cabreada con los machunitos. Porque desde por la mañana, cuando una se levanta siempre sonriente, agradecida y rodeada de gente feliz que disfruta del momento, si algún machirulo impotente asoma su jeta y despliega su impotencia hormonal contra lo que le teme, y pretende con ese gesto hacer añicos mi paz interior, lo que consigue es cabrearme. Y, no sabe lo que hace, porque yo, cabreada, gano mucho. Pero mucho mucho. Mi piel macilenta sube al rojo grana en los pómulos, mis ojitos chinescos lanzan llamaradas y mi pelo se encrespa cual crin de caballo desbocado. Molo muuuuucho más así. He debido estar unas horas así, encrespada. Concentrando cual ciclón mi potencia cabreosa. Hasta que reconcentrada y maldita, un concierto de gritos y lamentos, de alaridos más cabreados, infinitamente más cabreados y asustados que los míos, me saca de ese estado esencialmente explosivo. Y observo a mi amigo que también ha salido de su otro ensimismamiento, el de ser olfateante, entregado y curioso a eso que se llama vivir la vida, y se detiene a escuchar a sus hermanos en la distancia no lejana. Es una perrera. Lo llaman residencia, lo llamo guantánamo, el caso es que está lleno de gente de otra especie que grita desesperada. Más cabreada que yo. Y escuchamos con un respeto del todo inútil. Y veo cómo mi querido amigo, hermano de esa gente que sufre, continúa su camino, tal vez un poco más avejentado, un poco más dolido, pero sabio. Sabio en su saber no poder ayudar, salvo salvándome a mi como hizo. Para que esa irritante pulsión se concentre en que sus hermanos consigan dejar de gritar. Vuelve a su trote, vuelve a sus rastros y búsquedas, vuelve a su vivir la vida. Tan digno, tan importante. Y yo, dejo de cabrearme. Porque lo que tiene aprehender lecciones así, es que te quita el cabreo y te sientes más fuerte que cualquier machunito idiota que rompe esa burbuja de paz en la que te crees que vives.

Sí, machunitos del mundo,  ya podéis soltar vuestras impotencias hormonales, que NO LO VAIS A CONSEGUIR. Seguiremos bailando y riendo sobre vuestras tumbas vitales, seguiremos defendiendo a las mujeres a las que jodéis la vida y a lxs animales a los que mancháis con vuestra insuficiencia. Estáis extinguidos. Sólo falta que lo anuncie una de esas revistas absurdas que van con años de retraso sorprendiéndose porque los animales tienen sentimientos o porque tal vez, hasta sean más inteligentes y buenas personas que nosotrxs.

img-20160902-wa0000