OJALÁ

31 de mayo de 2017
Una gata ha aparecido muerta en el arcén de una carretera secundaria de Madrid.

Construimos lenguaje mentiroso. Ese lenguaje que estructura pensamiento hipócrita, insolidario, indiferente. Porque esa gata no ha sido hallada muerta, no ha aparecido muerta, a esa gata la han matado. Atropellada y abandonada a su suerte. ¿Que fue un accidente? No sabemos. ¿Que fue el matagatas? (sí, en todas partes están los matagatas. Lo mismo estás almorzando ahora al lado de uno). Nunca lo sabremos porque “así es la vida”. Ella “se lo buscó”.

Quiero consolarme pensando que murió en el acto. Que apenas sufrió. Y que, desde luego, vivió lo más libre que pudo. Ese es el sueño de muchas. Entre las que yo me incluyo. Lo que sí sabemos es que ahí se quedó. Se quedó por las mentiras mentales en las que nos gusta ahogarnos. Y es que “la vida es una jungla”, y estas cosas pasan porque “somos trogloditas”, “seguimos en Atapuerca”. Con un parche tras otro tapamos las ventanas cerebrales a la verdad y a lo que realmente nos incomoda. No queremos implicarnos.

Pero ¿qué Jungla?

Pero ¿quién se ha inventado esta historia?
¿Qué tipo de engendros prepotentes y zafios nos ha contado esta película?

Ojalá viviésemos como en Atapuerca, en la jungla, como salvajes. Porque lo que yo he cogido entre mis brazos y que “pesaba como un muerto”, no era esa gata libre que murió por nuestra indiferencia y por nuestras arquitecturas dialécticas embusteras, era la losa del Patriarcado que nos ha convertido en zombies, que no buscan carne fresca, buscan un sofá, el mando de la tele y una conciencia lo más muerta posible. Que no matada. Como la gata.

IMG_20170531_095956

Anuncios

MoMo

Los hombres de gris lo han convertido todo en humo. Pero en cada corazón late con fuerza el color de la Vida. Sólo hay que pararse a ESCUCHAR.

Si hay alguna clave en esto de caminar hacia la desaparición, el final del camino, está aquí.
Qué hermosura dolorosísima y tierna.

Se os entrega el secreto de la felicidad, la esperanza del mundo y no os dais cuenta.

Hay que rebelarse contra este sistema que nos quiere sin alma.

Enhorabuena, Planeta.

Después de todo, resulta que la Naturaleza es sabia. Debió crearnos con algún sistema autodestructivo latente, por si, según nos desarrollábamos como especie, la cagábamos pero bien. Y, ahora, ese sistema se ha activado. Lleva conformándose décadas, tuvo sus buenos momentos en los que pareció que haría colapsar al organismo que parasita en el siglo XX, pero las defensas resistieron con una asombrosa capacidad de aguante. Pero algo quedó irreparablemente dañado y eso que está matando a la Tierra lentamente, hará lo propio consigo mismo a mayor velocidad.

Desapareceremos en breve para mayor gloria del resto de seres de este mundo y ni siquiera esa estúpida y embustera Historia que escribimos para autocomplacernos, quedará.

Disfruten, estúpidas gentes, de lo poco que nos queda de vida.

Enhorabuena, Planeta. Nos iremos arrasando con todo, pero RESURGIRÁS.IMG_20150208_160838.jpg

No lo vais a conseguir

Tengo un rato y me siento a leer noticias y sucesos en las redes sociales. Y comparto añadiendo comentarios encendidos. Me doy cuenta. ¡Qué cabreada estoy! ¿Qué pasa? ¿Qué altera mi apolínea intención? (Yo de apolíneo no tengo ni el blanco de los ojos) Me quedo quieta. Observo a la cachorra loca que mordisquea inconsciente y confiada los cables de mi ordenador y lo sé, de repente, lo sé: Estoy cabreada con los machunitos. Porque desde por la mañana, cuando una se levanta siempre sonriente, agradecida y rodeada de gente feliz que disfruta del momento, si algún machirulo impotente asoma su jeta y despliega su impotencia hormonal contra lo que le teme, y pretende con ese gesto hacer añicos mi paz interior, lo que consigue es cabrearme. Y, no sabe lo que hace, porque yo, cabreada, gano mucho. Pero mucho mucho. Mi piel macilenta sube al rojo grana en los pómulos, mis ojitos chinescos lanzan llamaradas y mi pelo se encrespa cual crin de caballo desbocado. Molo muuuuucho más así. He debido estar unas horas así, encrespada. Concentrando cual ciclón mi potencia cabreosa. Hasta que reconcentrada y maldita, un concierto de gritos y lamentos, de alaridos más cabreados, infinitamente más cabreados y asustados que los míos, me saca de ese estado esencialmente explosivo. Y observo a mi amigo que también ha salido de su otro ensimismamiento, el de ser olfateante, entregado y curioso a eso que se llama vivir la vida, y se detiene a escuchar a sus hermanos en la distancia no lejana. Es una perrera. Lo llaman residencia, lo llamo guantánamo, el caso es que está lleno de gente de otra especie que grita desesperada. Más cabreada que yo. Y escuchamos con un respeto del todo inútil. Y veo cómo mi querido amigo, hermano de esa gente que sufre, continúa su camino, tal vez un poco más avejentado, un poco más dolido, pero sabio. Sabio en su saber no poder ayudar, salvo salvándome a mi como hizo. Para que esa irritante pulsión se concentre en que sus hermanos consigan dejar de gritar. Vuelve a su trote, vuelve a sus rastros y búsquedas, vuelve a su vivir la vida. Tan digno, tan importante. Y yo, dejo de cabrearme. Porque lo que tiene aprehender lecciones así, es que te quita el cabreo y te sientes más fuerte que cualquier machunito idiota que rompe esa burbuja de paz en la que te crees que vives.

Sí, machunitos del mundo,  ya podéis soltar vuestras impotencias hormonales, que NO LO VAIS A CONSEGUIR. Seguiremos bailando y riendo sobre vuestras tumbas vitales, seguiremos defendiendo a las mujeres a las que jodéis la vida y a lxs animales a los que mancháis con vuestra insuficiencia. Estáis extinguidos. Sólo falta que lo anuncie una de esas revistas absurdas que van con años de retraso sorprendiéndose porque los animales tienen sentimientos o porque tal vez, hasta sean más inteligentes y buenas personas que nosotrxs.

img-20160902-wa0000

EL FIN DE LA DIGNIDAD

Defendemos personas
Defendemos animales
Defendemos ecosistemas

Defendemos contra el maltrato. Nos repelen las cárceles, los azotes, las fábricas insalubres, las gasolineras aparca-ancianxs, los campos de refugiadxs, las concertinas, las pelotas de goma, los pasillos aparca-enfermxs, los circos, los zoológicos, las granjas intensivas, los laboratorios, los shows con animales, las ferias de pueblo, los petardos, los tiros, evidentemente, los tiros matan todo lo que se encuentran.

Nos llamamos activistas. Defendemos, además, y ya restamos en esta oración, sin violencia. Con el argumento de la razón, la solidaridad y la empatía.

Vamos a seguir restando. ¿Defendemos de la prostitución? Porque de la trata de personas y el tráfico de órganos seguro que sí. ¿De la homofobia? ¿Defendemos del menú con carne de perro? Por Occidente sin duda, en Oriente… ya tal. Por aquí comemos alimentos que por allí ni se les ocurriría. ¿Defendemos el hígado del pato? ¿La pata del cerdo? ¿Defendemos el árbol o preferimos el centro comercial? ¿Defendemos del cilicio de la monja? ¿Defendemos del burka? ¿Del zapato de loto? ¿Del tacón de 18cm? ¿Defendemos del tirón de correa? ¿Defendemos del “bocado” en los arreos del caballo? ¿Defendemos de la tracción a sangre? ¿Defendemos de grafitear un animal con la excusa de la terapia asistida? ¿Defendemos del piropo? ¿Defendemos del adiestramiento con castigos? ¿Defendemos de la risa y la humillación? ¿Defendemos de disfrazar a un perro o hacer fumar a un mono? ¿Defendemos a lxs demás de la obsesión por dirigirles y cuestionarles? Cuando se trata de niñxs, ancianxs u otras especies a las que no tenemos miedo… ¿dónde paramos? Porque si las tenemos miedo, paramos después de anular por la fuerza, de matar.

¿Dónde está el fin de la dignidad en los otros seres? ¿Dónde está en nosotrxs mismxs?

Cuando no entendemos que regañar o castigar a alguien sólo habla de nuestra incapacidad no de la suya, siento que nuestro activismo se queda corto.

Cuando no entendemos que para que algo sea gracioso, divertido, nos tenemos que reír todxs, siento que nuestra prepotencia aún nos domina, como especie y como individuos. Y yo soy activista contra la superioridad. Y lucho contra ella desde mi interior y hacia donde llegue mi pobre alcance. Es una lucha diaria, que nos cuestiona como seres sintientes, supuestamente inteligentes.

Sin empatía no hay respeto. Y NO HAY FUTURO SIN RESPETO.

animales-de-risa-1
No se ríe

Fuente de la imagen: http://naidnsn.blogspot.com.es/p/animales-chistosos.Chtml

REFUGIOS: ERRORES QUE CONDUCEN A UN CALLEJÓN SIN SALIDA — ASANDA

Uno de los mejores artículos (y consejos) que he leído en mi vida sobre las ganas de montar una protectora y los errores que la inmensa mayoría comete. Ni sé los años que tiene y sigue más calentito que el pan de hoy. Una dureza necesaria.

Origen: REFUGIOS: ERRORES QUE CONDUCEN A UN CALLEJÓN SIN SALIDA    — ASANDA

A esta hora

La hierba brilla y expele el delicioso aroma como de recién duchada. La tierra se esponja. Casi puedo paladear la lluvia fina que cae. Nos adentramos en la oscuridad del pueblo una noche más. Las chimeneas deben crepitar, nosotros inspiramos intensamente el incienso de esa leña que arde.

De la orgullosa torre de la Iglesia fulgura una luz intensa. Y las notas del Cármina Burana se elevan suavemente hacia la negritud.

Estoy segura de que habréis experimentado la maravilla de escuchar los cánticos en magníficos auditorios. Pero no sé si conocéis el goce inquietante y misterioso de vivirlos desde la Naturaleza. El estremecedor arrebato de melodías describiendo la Tierra misma mientras el tomillo, el búho y la hierba callan embelesados. Yo he recibido tal regalo dos veces. La primera, desde el Cerro del Socorro, en Cuenca. La segunda, esta noche, desde las brunas afueras de mi pequeño pueblo. Y os aseguro que la emoción es estremecedora. Belleza trémula que paraliza, subyuga.

Los cinco sentidos puestos en esa magnífica pieza que resquebraja las estructuras de la tierra misma

O Fortuna
velut luna,
statu variabilis,
semper crescis
aut decrescis;
vita detestabilis
nunc obdurat
et tunc curat
ludo mentis aciem,
egestatem,
potestatem
dissolvit ut glaciem.
Sors immanis
et inanis,
rota tu volubilis,
status malus,
vana salus
semper dissolubilis,
obumbrata
et velata
michi quoque niteris;
nunc per ludum
dorsum nudum
fero tui sceleris.
Sors salutis
et virtutis
michi nunc contraria,
est affectus
et defectus
semper in angaria.
Hac in hora
sine mora
corde pulsum tangite;
quod per sortem
sternit fortem,
mecum omnes plangite!

Cierro los ojos emocionada, y de repente, escucho a mi podenco amigo arrancándose a cantar a todo lo que dan sus pulmones. Sus aullidos empujan los ojos de mis órbitas y desencajan mi mandíbula. No sé si meterle el gorro en la garganta o dejarle que termine la pieza junto con la coral que se escucha desde la Iglesia. En la que coge aire para respirar y lanzarse con lo que imagino que considera su segunda estrofa, le enchufo varios cachos de salchichas y me lo llevo tan contento para casa antes de que venga la Guardia Civil a detenernos por carminicio.

Y según cerramos la puerta, le miro y le digo: o te apuntas a clases de canto o lo dejas para cuando lo de la ducha si eso. Y me digo… A ver cómo cuento yo esto.

Feliz Fin de Semana.

8 de marzo: celebrando el feminismo

Feminismo de médula y tierra, de risa y brisa. Mujeres feministas, la sal de la vida. 🙂

DESARROLLANDO INTELIGENCIA FEMINISTA

Desde Coeducación en la EOI Fuengirola queremos hoy invitaros a celebrar la lucha feminista, que tanto nos ha dado en relación a libertad para construir nuestra identidad, nuestras relaciones, nuestro mundo. Proponemos que echéis un vistazo al trabajo de estas personas, pensadoras, creadoras, activistas, que han aportado análisis a cómo las ideas y los papeles tradicionales que se basan en ejercer lo que ya sabemos que es violencia contra las personas no pueden seguir imponiéndose, porque podemos imaginar y construir un mundo más justo, bello y bueno.

En esta ocasión, anotamos mujeres que están vivas y escribiendo aquí y ahora.  Agradecemos a todas las autoras los materiales que comparten y el apoyo que nos dan pues contribuyen a que podamos desarrollar inteligencia feminista e invitamos a todo el mundo a enviarnos materiales, preguntas, ideas a inteligenciafeminista ARROBA gmail.com

Pinchando en las imágenes llegaréis a sus lugares web. Pinchando…

Ver la entrada original 450 palabras más