Gracias, eterno jovenzuelo indómito!

"Una sirena, una mujer sirena...! Parece increíble y sin embargo es cierto. Ella no miente; además, todo encaja, todo va madurando. Es mi hora máxima y el destino me la envía: lo prometido por mi amuleto se cumple. Otra estrella para acompañarme." La vieja sirena, 1991. Ya estaba la leña servida pero ellos, eternos jovenzuelos … Continúa leyendo Gracias, eterno jovenzuelo indómito!