Aquí abajo

De cada agujero sale una sustancia negruzca, viscosa, humeante. La fetidez embriaga y me hace toser. Los ojos se entornan para dar paso a un lagrimeo consolador. Agito la mano delante de mi cara lo que empeora la sensación de asfixia. Trato de volverme pero la estrechez me lo impide. Con esfuerzo mi mano ayuda … Continúa leyendo Aquí abajo