JUGUETES ROTOS

Absolutamente de acuerdo, pero también habría que puntualizar que hay que investigar con la misma contundencia y exigencia a cada centro que se autodenomina, albergue, refugio o protectora (de las perreras ni hablamos, son campos de exterminio. Mirar con lupa porque en la mayoría de ellas se encuentran las mismas cosas que este artículo recrimina al ciudadano de a pie que se cree que ayuda cuando coge a un animal de la calle y no sabe qué hacer con él. Coherencia, respeto, conocimiento de las otras especies y mucha, mucha empatía.

Refugios de Gatos

img_6900

Animalismos mal entendidos. Falsos defensores. Ignorancia, arrogancia y soberbia que sólo acaban provocando sufrimiento animal. Ser animalista no significa “salvar” a todos los animales sin importar si estarán peor de lo que estaban. Animalistas que se autoproclaman con orgullo como tal, y necesitan continuamente que el público sepa y aplauda sus heroicos actos para sentirse los mejores, para ser felicitados, para regodear sus oídos escuchando que son únicos, los más valientes, los que más ayudan… no, eso no es ser animalista, eso es ser un falso animalista.

Ser animalista, a pesar de que el significado de la palabra es demasiado extenso, es luchar por las injusticias, ayudar según las posibilidades y limitaciones de cada persona, y salvar vidas sin la necesidad de airearlo a los cuatro vientos, y sin esperar nada a cambio, pero teniendo antes la seguridad y la garantía de que el animal rescatado no ha salido del…

Ver la entrada original 877 palabras más

Dime, dime, no te cortes, pero no me rayes ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s