Maggie (o Chocolate)

Bajo las ruedas de un coche, al sol, se dejaba morir una gatilla de apenas un mes de vida. Parecía un trapo sucio. Esto sucedía el jueves a las 10 de la mañana. Le bajé agua y algo de comer, la envolví en un trapo y volamos al veterinario. En la consulta la despertaba de vez en cuando para comprobar si estaba viva.

Hoy es una gran pantera que aún lucha por esconder sus huesos y superar la rinotraqueitis, pero mantiene a raya a mis dos perrazos y a los abuelos.

Se ha ganado el nombre de MAGGIE LA GATA y ni Liz Taylor se sentiría más orgullosa de compartir personaje con ella. La adoramos, pero si mi alergia sigue en aumento… necesitará un hogar donde vivir feliz.

En breve, fotos, ahora dice que no sale con el suficiente esplendor…

IMG-20150104-WA0004

(18 de febrero de 2015: mi alergia siguió en aumento pero mi amor hacia ella también. Así que fui a la consulta de alergología y tomando un inhalador, soy una persona absolutamente normal, sana y sobre todo, digna y que duerme por las noches de un tirón y acompañada por una hija felina que me recompensa cada día)

Dime, dime, no te cortes, pero no me rayes ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s