Gracias, eterno jovenzuelo indómito!

Jose Luis Sampedro

“Una sirena, una mujer sirena…! Parece increíble y sin embargo es cierto. Ella no miente; además, todo encaja, todo va madurando. Es mi hora máxima y el destino me la envía: lo prometido por mi amuleto se cumple. Otra estrella para acompañarme.”

La vieja sirena, 1991.

Ya estaba la leña servida pero ellos, eternos jovenzuelos indómitos encendieron la mecha!

Cuánto amor por la “vieja” gente que aún nos enseña a rebelarnos!!!!

Presentaban el libro INDIGNAOS!

 

NO TE IRÁS MUY LEJOS JAMÁS!

Dime, dime, no te cortes, pero no me rayes ;)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s